Vuelta a los orígenes

Mi forma de trabajar, mi productividad, pero sobre todo el estado de ánimo, creció exponencialmente.

60008036_169450264065874_4200666629415447767_n
Jesús Barcala Diseñador gráfico

Si tuviese que describir mi experiencia con el trabajo utilizaría la siguiente frase:
Vuelta a los orígenes 2.0

Cuando decidí dedicarme al branding y a la creatividad por mi cuenta contaba con muy pocos recursos como para trabajar en una oficina compartida o incluso tener mi propio estudio físico por lo que tuve que empezar a trabajar desde casa.

No me terminó de convencer la idea ya que la falta de contacto con otras personas y la falta de desconexión del binomio casa-trabajo, terminó por medio deprimirme.

A los pocos meses, cuando ya pude disponer de recursos para permitirme ir a un coworking, entré en Ingenio. Mi forma de trabajar, mi productividad, pero sobre todo el estado de ánimo, creció exponencialmente.

Conocí a grandes personas y aprendí muchísimo de otros profesionales. Mi negocio marchaba viento en popa y cada vez veía más oportunidades de crecimiento…

…pero llegó el COVID-19. Y vovimos a casa para teletrabajar. No te voy a engañar: no me entusiasma ni estoy a gusto con la situación.

Pero una cosa cambió respecto a la anterior vez y es que toda la jornada la paso con mis compañeros del coworking. Desde primera hora, charlamos, desayunamos, hacemos nuestro break, debatimos, gestionamos proyectos, reímos,…

Por eso es 2.0. Porque aunque sólo nos una la fibra óptica o el 4G, podemos seguir trabajando de la misma manera que en el coworking.

Llegará el día de poder volver a nuestros puestos de trabajo y disfrutar de la compañía real -que no virtual- de nuestros compañeros pero, sobre todo, amigos.

De momento, nos toca teletrabajar para volver pronto. Lo estamos consiguiendo💪🏻