Teletrabajo humanizado

Durante el 2019 he estado viajando por trabajo constantemente y gracias a las posibilidades que la tecnología me aporta, puedo trabajar absolutamente desde cualquier sitio.

83342424_794105824434248_4023989511418544128_n
Nerea Padilla CEO Kaidia

Para conocer a alguien, para emocionarte, para “crear algo”, sólo necesitas un sonido, una palabra o un sentido. Por ahora, tras la pantalla, sólo perdemos el tacto, lo demás sigue humanizado.

Desde mi perspectiva, me he visto en la tesitura de “Teletrabajar”, como lo hacía en los principios, cuando no teníamos dinero para una oficina o un coworking y tampoco teníamos clientes. La diferencia viene en el trato con los clientes y es que en este caso, se nos hace imposible tener una reunión en persona, cosa que para muchos de ellos es muy importante.

Durante el 2019 he estado viajando por trabajo constantemente y gracias a las posibilidades que la tecnología me aporta, puedo trabajar absolutamente desde cualquier sitio. El 2020 se planteaba aún mejor, una media de 2 meses en diferentes países y el comienzo de un proyecto ambicioso en Latinoamérica. Mantengo la esperanza de poder disfrutarlo este año.

He conocido a personas en diferentes lugares, he cerrado proyectos nuevos que solo podría haberlos conseguido viajando. ¿Puede existir algo más humano? Todo esto es gracias a lo que vienen llamando “teletrabajo”.

La dependencia de la tecnología no es la misma para todos y lo que tenemos claro es que esta situación ha hecho que absolutamente todos los sectores necesiten más de ella o incluso dependan al 100%. ¿Por qué no adaptarla a nuestra vida laboral y aprovechar sus beneficios para nuestra vida personal?